laverdad.es
Viernes, 25 abril 2014
nuboso
Hoy 15 / 22 || Mañana 14 / 25 |
más información sobre el tiempo

Canal Hércules C.F.

Hercules-Cf
No ha superado a ningún rival directo y es el peor local de la categoría con solo una victoria, tres empates y cinco derrotas El equipo alicantino necesita ganar al menos dos de los tres próximos partidos para llegar a los 20 puntos y hacer una segunda vuelta de 'play off' para salvarse
18 de diciembre de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
M. J. M. | ALICANTE..-

¿Le salen las cuentas al Hércules? Podría suceder porque es la grandeza del fútbol. Sin embargo, los números le condenan. Solo tiene dos opciones: reaccionar de forma inmediata con dos victorias antes de alcanzar el ecuador y hacer después una segunda vuelta de 'play off' o dejarse llevar por el vaivén de la competición hasta confirmar el fracaso absoluto. Solo el mercado de invierno y la imposición de una filosofía clara a partir del próximo viernes -cuando el club salga del proceso concursal- pueden salvar a los blanquiazules del descenso.

La derrota contra el Mirandés ha encendido todas las alarmas porque el equipo ha vuelto a caer a la posición de colista, a cinco puntos de la salvación que marca el Guadalajara con 19 puntos. Pase lo que pase el próximo sábado contra el Numancia, los de Quique Hernández acabarán el año en descenso. La dificultad se antoja máxima. El objetivo es alcanzar los 50 puntos, aunque la progresión de la competición indica que esta temporada la permanencia puede resultar algo más barata, en torno a los 48.

A tres partidos -Numancia, Murcia y Racing de Santander- para el ecuador de la Liga, el Hércules necesita al menos llegar a los 20 puntos. De momento, no ha conseguido dos triunfos consecutivos. Con dos compromisos en casa y uno a domicilio para completar la primera vuelta, los blanquiazules necesitan volver a ganar cuatro jornadas después para no terminar el año demasiado lejos del objetivo. Sobre todo, el enfrentamiento contra el Racing de Santander -el primero de 2013 en el Rico Pérez- se perfila ya crucial para la supervivencia en la categoría, como lo era también el del Mirandés.

Si el Hércules consigue el primer reto de superar la barrera de los 20 puntos, después le quedará una segunda vuelta a ritmo de 'play off' para firmar la salvación. Deberá estar en la media de equipos como Sabadell, Córdoba, Ponferradina o Las Palmas, que actualmente suman entre siete y nueve victorias.

Cumplir el objetivo implica, para el equipo alicantino, un cambio radical en su trayectoria. Pero ni la planificación ni su fútbol invitan a la esperanza. Más allá de la recuperación de Braulio y Gilvan y la presencia de Mario Rosas, el mercado de invierno se presenta como la única oportunidad a la que aferrarse al milagro. De otro modo, se intuye imposible. Tanto es así que, después de la derrota en Anduva, han saltado todas las alarmas en el club. Otra cuestión diferente es que exista coherencia para abordar con un mínimo criterio la posibilidad de reforzar la plantilla.

Con 14 puntos a tres partidos del final de la primera vuelta, y tres victorias -solo una como local- y diez derrotas en 18 jornadas, este equipo se ha convertido por méritos propios en el peor Hércules de las dos últimas décadas. Precisamente, hay que retroceder hasta la temporada 96/97 en Primera División para encontrar un Hércules más rácano, el que también entrenaba entonces Quique Hernández, quien relevó en el banquillo a Brzic en la jornada 13.

En aquella campaña, el conjunto alicantino descendió como penúltimo clasificado con solo 41 puntos. En la jornada 18, había sumado 12 puntos, dos menos que el actual Hércules. Cuando Quique Hernández llegó al banquillo, el conjunto alicantino había sumado únicamente 5 puntos. Seis jornadas después había conseguido siete más.

Otro dato que condena al Hércules en este primer tramo de la competición es que no ha conseguido vencer a ninguno de los equipos que ocupan la mitad baja de la clasificación. Uno de los motivos que le han llevado a la última posición es su pobre bagaje ante los rivales con los que se juega directamente la permanencia.

De la zona más conflictiva de la tabla, al conjunto alicantino solo le falta enfrentarse al Murcia (duodécimo), Numancia (decimocuarto) y Racing de Santander (penúltimo). El Hércules ya se ha medido al resto de equipos y no ha sido capaz de conseguir ni una una victoria. Logró empatar frente a Recreativo, Sporting de Gijón, Guadalajara y Huesca, mientras que perdió ante Lugo, Castilla, Xerez y Mirandés.

El conjunto alicantino es, además, el peor local de toda la categoría. Solo ha sumado un triunfo en casa, igual que el Huesca, que también ocupa zona de descenso con 16 puntos. Sin embargo, el Hércules ha empatado en tres ocasiones y perdido en cinco ante su público, mientras que los aragoneses han salvado seis empates por dos derrotas. La trayectoria en el Rico Pérez evidencia con claridad la descomposición del equipo y la dificultad en que quedó sumido el proyecto con la irrupción de Ortiz en verano.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

PROXIMOS PARTIDOS

Liga: domingo 27 abril
Sabadell - Hércules
Liga: domingo 27 abril
Sabadell - Hércules | 17:00 horas