laverdad.es
Miércoles, 23 abril 2014
sol
Hoy 14 / 21 || Mañana 14 / 25 |
más información sobre el tiempo

Canal Hércules C.F.

Historia del Hércules

1922-2011

Historia del Hércules C.F.

El Hércules empieza a andar en 1914 de la mano de Vicente Pastor Alfosea, apodado 'El Chepa'. Durante los primeros años es un club modesto de Alicante. Por aquel entonces, aún no era una referencia para la ciudad como lo es hoy. No será hasta septiembre de 1922 cuando se funda de forma oficial el Hércules Futbol Club, quedando inscrito en la Federación Regional Levantina. Un año después, en 1923, Alberto Misó Ferrándiz pasa a ser presidente del club por decisión de la Junta Directiva. Cinco años antes, el Hérucles había disputado su primer partido oficial contra el Athletic Club Benaluense, concretamente el 22 de junio de 1919, con victoria del equipo herculano por 2-1.

Las rayas de la equipación por entonces eran rojas y blancas, y el pantalón negro. Hasta 1927 el equipo no vestiría la camiseta blanquiazul que luce en la actualidad. Esto sucede gracias a la desaparición del Club Natación Alicante, del que el Hércules adquiere, no sólo su equipación, sino también su escudo, jugadores y directivos. Su primer partido con la nueva equipación lo disputa en 1928, en el conocido como campo 'La Viña', ante el Albacete, al que vence por 3-1.

Los años 30 suponen la aparición del Hércules en Primera División, así como la inauguración de un nuevo estadio, 'Bardín', que en su primer partido recibe la visita del poderoso Real Madrid. El estadio adquiere su nombre en homenaje al empresario francés Don René Bardín Delille y su hijo Renato Bardín, tesorero del Hércules, los cuáles dieron un gran impulso económico al club. En tres años se pasa de Tercera a Primera División. La temporada 35-36 el equipo blanquiazul asciende a la máxima categoría, tras batir al Celta de Vigo en la última jornada de la promoción, con gol de Vázquez. Esa temporada el club alicantino termina en sexta posición, empatado a 24 puntos con el Barcelona, que queda quinto. Entre los jugadores del conjunto herculano de aquella época destacan nombres como Blázquez, Salvador, Pérez, Aparicio, Goyeneche, Sala, Tatono, Maciá y Morena. A causa de la Guerra Civil, la plantilla quedó descompuesta. En 1939 se produce una reorganización del club y de la plantilla, con Alfredo González como presidente, y el equipo consigue igualar el sexto puesto de la última temporada, a sólo seis puntos del campeón, el Atlético Aviación.

La temporada 41-42 significaría el descenso a Segunda División del Hércules, que queda penúltimo, sólo por delante de la Real Sociedad. El club pasa a denominarse Hércules Club de Fútbol en 1943, tras haber sido conocido durante un par de años como Alicante Club Deportivo por la fusión con el otro equipo de la ciudad, el Alicante. La temporada 44-45 supone el ascenso de nuevo a la máxima categoría, tras ganar en la última jornada al Baracaldo, pero la alegría sólo duró un año, ya que los blanquiazules acaban en último lugar de la tabla. En los últimos años de la década de los 40 y los primeros de los 50, el Hércules entra en una crisis deportiva, provocada sobretodo por la marcha al Atlético de Madrid de uno de sus máximos goleadores, Calsita. Pero la temporada 53-54 el equipo consigue de nuevo el ascenso a Primera, tras un último partido en un 'Bardín' abarrotado de aficionados que vieron como los jugadores vencían por 2 a 0 al Osasuna con goles de Pina y Roth. Ése además sería el último partido en el mítico estadio, ya que la nueva directiva decide llevar al equipo a 'La Viña', con capacidad para 25.000 espectadores. El esfuerzo económico realizado da sus frutos y el Hércules queda clasificado en sexto lugar, a dos puntos del Valencia, y tras haber ganado en casa al Barcelona de Kubala.

La siguiente temporada, la 55-56, sería fatídica para el Hércules, ya que desciende tras acabar último, y su presidente Alfonso Guixot y Guixot pierde la vida a causa de un infarto durante el partido de liga ante el Real Madrid. Los siguientes diez años serían nefastos para el club. La temporada 58-59 el Hércules desciende a Tercera División del fútbol español, aunque afortunadamente la aventura no duraría mucho y pronto vuelven a subir de categoría. La temporada 59-60 sirve para ver a Luis Aragonés, un histórico del fútbol español, jugando con la camiseta del Hércules. Sin embargo, una deuda económica hizo que el club viera embargados todos sus trofeos.

En la campaña 65-66, tras unos cuantos años jugando en Segunda y en Tercera División, el conjunto herculano logra el ascenso a Primera tras quedar en primer lugar con 39 puntos, dos por encima del Granada que acaba segundo. Aunque una mala planificación hace que el Hércules vuelva a descender a Segunda, tan sólo un año después de ascender. El equipo acaba penúltimo y pierde la categoría junto al Deportivo, al que aventaja en dos puntos en la clasificación final. Ese descenso fue traumático y el Hércules vuelve a bajar al año siguiente, esta vez a Tercera. Por segunda vez en la historia el club se ve obligado a jugar por los campos perdidos de la categoría de bronce. La experiencia duró dos años, pero el club llevó a cabo una reestructuración y un lavado de cara que culmina con el retorno a Segunda tras vencer al Osasuna en la promoción de ascenso. Tomás Tarruella, presidente del Hércules por aquel entonces, fue uno de los artífices de la resurrección del equipo, junto con César, entrenador ese mismo año. De aquel ascenso participaron jugadores como Humberto, Murcia, José Juan, Valvuena, Araujo I, Lalo, Rodillo o Costoya. La siguiente temporada en Segunda no destacó por los resultados deportivos, consiguiendo un discreto undécimo lugar. Pero sí que fue importante la entrada como presidente de José Rico Pérez, que ahora da nombre al estadio actual del conjunto alicantino.

La temporada 71-72 estuvo a punto de significar el descenso de nuevo a Tercera, pero el Hércules consiguió evitarlo tras una promoción de descenso con el Cartagena. El año siguiente no fue mucho mejor en cuanto a resultados, pero en 1973 salieron a subasta las obras del que iba a ser el próximo estadio del Hércules, el 'Rico Pérez'. La directiva construyó un gran equipo, con Arsenio Iglesias al frente del vestuario, para volver a Primera. A pesar de que no fue fácil, en la temporada 73-74 el Hércules consiguió de nuevo volver a la élite tras ganar en casa del Osasuna por 1 a 2. Aquel día se recuerda por el trayecto que recorrió el entonces portero herculano, Humberto Nuñez, el 'nene', de rodillas desde su portería hasta el túnel de vestuarios, "por una promesa". La plantilla fue recibida como héroes en Alicante.

El 3 de Agosto de 1974 es un día histórico, no sólo para el Hércules, sino también para la ciudad de Alicante. Tal día fue inaugurado el estadio 'José Rico Pérez', con capacidad para 30.000 espectadores. El elegido para estrenar el nuevo campo fue nada más y nada menos que el Barça, que vino con los Asensi, Marcial, Rexach, Cruyff, etc...El debut en Liga fue en el nuevo coliseo herculano ante el Murcia con el resultado de empate a 2. El autor del primer tanto oficial en el 'Rico Pérez' fue obra de Antón Arieta. La mejor temporada en la historia del Hércules se saldó con un quinto puesto, empatado a puntos con la Real Sociedad. La UEFA se escapó por el gol average. La siguiente campaña fue también magnífica, consiguiendo un más que digno sexto puesto.

La temporada 76-77 fue la última de Arsenio Iglesias al frente del equipo, y el equipo sólo consiguió clasificarse decimocuarto, pero ese año la Copa del Rey trajo consigo muchas alegrías, ya que el equipo alicantino tumbó a dos grandes del futbol español, primero al Real Madrid, con victoria por 3 a 0 incluída, y después al Valencia, enemigo histórico de la afición herculana. Los cuartos de final fueron la barrera del hércules, que cayó ante el Betis por penaltis.

El Hércules estaría cinco años más en Primera División. Siempre luchando en la zona media e incluso sufriendo algo más de la cuenta para mantenerse. Por el banquillo pasarían en ese periodo tres entrenadores más: Felipe Mesones, Benito Joanet y Koldo Aguirre. Y también jugadores de un alto nivel como el portero Amador, vendido al Barça, o Kustudic, que fue el autor del gol 500 en la máxima categoría de la historia herculana, concretamente en el campo de Las Palmas. La 81-82, en vísperas del mundial de España, el equipo blanquiazul acabó descendiendo a Segunda División. Fue un jarro de agua fría para una afición que se había acostumbrado a viajar por los mejores terrenos de juego del país. Dos temporadas duró el club en la categoría de plata, ya que en la 83-84 se consigue de nuevo el ascenso a Primera tras una victoria en Castellón por 2 a 0, con invasión del campo incluída.

La temporada 84-85, con el equipo en Primera otra vez, supuso la llegada de una auténtica figura del futbol mundial, un campeón del mundo como Mario Alberto Kempes. El comienzo no fue bueno y se llegó a la ultima jornada en una posición desfavorable para aguantar otro año más en la máxima categoría. A Betis y a Málaga, que se enfrentaban entre sí, les valía el empate a priori, ya que el Hércules jugaba en el campo del Real Madrid y todo hacía presagiar una victoria blanca. Los blanquiazules ganaron por 0 a 1 con gol de Sarabia, en un 21 de Abril de 1985 que pasaría a la historia del club y que fue celebrado a lo grande como si de un título se tratara. La siguiente temporada significó el adiós de José Rico Pérez a la presidencia y la venta de Kempes a mitad de año, lo que unido a una deficiente situación económica dio con el equipo en Segunda de nuevo.

Las dos siguientes temporadas en Segunda División fueron un calvario para la afición y para la plantilla, y en la 87-88 el Hércules descendió a 2ªB tras una derrota en Castellón, donde pocos años antes se había ascendido a Primera. Hasta la 92-93 el club no logró retornar a Segunda División. Se demostró que salir de la 2ªB, que se dividía en cuatro grupos, no es una empresa fácil, y a punto estuvo de abandonarla el Hércules antes, pero por graves problemas económicos que pudieron suponer el descenso administrativo a Tercera División. Afortunadamente eso no sucedió, y un año antes del mencionado ascenso a Segunda, el club hizo dos fichajes que a la postre resultarían claves, como fueron Eduardo Rodríguez y Pascual Luna Parra. El Hércules disputó una fase de grupos ante el Salamanca, Las Palmas y la Gimnástica de Torrelavega. Todo victorias excepto un empate fuera de casa. Los blanquiazules retornaban a Segunda tras cuatro años complicados, dirigidos en el banquillo por Quique Hernández. La gente volvía a salir a la calle para celebrar.

Tras unas pocas temporadas en la división de plata, el Hércules consiguió al ascenso a Primera en la 95-96, de la mano del técnico Manolo Jiménez y de jugadores de sobra conocidos por la afición como Parra, David, Gonzalo, Jankovic, Rodríguez, Paquito, Palomino, Antón, Marí, Luismi o Varela. Ese año el equipo practicó un fútbol exquisito y arrolló a sus rivales. El gol de Sigüenza en Toledo quedó para la historia como el gol del ascenso, aunque se consiguió con varias jornadas aún por jugarse. El Hércules acabó primero en la tabla con una temporaa para enmarcar.

La campaña siguiente, la 96-97, fue la última del club en Primera División, ya que la plantilla confeccionada no fue capaz de mantener al equipo. Ivan Brzic fue el entrenador elegido para llevar las riendas del vestuario, pero los malos resultados hicieron que a mitad de temporada hubiera cambio en el banquillo herculano. Quique Hernández volvía a ser el técnico. Un pobre diseño de la plantilla en verano hizo que el Hércules nunca saliera de los puestos de abajo. A pesar de eso toda España pudo ver como el equipo blanquiazul remontó al Barça en el Camp Nou un marcador adverso de 2 a 0, para acabar venciendo por 2 a 3.

En el 98, la mala gestión económica de los directivos y una mala planificación deportiva acabó con el Hércules de nuevo abocado a la pesadilla de la 2ªB. El club perdió gran parte de la masa social y durante los seis años que duró esa etapa, el baile de jugadores y de entrenadores fue constante, incluyendo dos suspensiones de pago para permitir la viabilidad de la entidad. 2005 es el año del retorno a la categoría de plata, con Juan Carlos Mandiá en el banquillo. Tras un comienzo irregular, el conjunto herculano acabó tercero en el grupo 3, accediendo de esa forma a la promoción de ascenso, en la que superó primero al Ceuta y luego al Alcalá. La Plaza de los Luceros volvía a llenarse de gente.

En la campaña 2006-2007 el club consigue la recompra del estadio 'Rico Pérez' y la construcción de unas instalaciones propias de entrenamiento en Fontcalent. El objetivo nada más subir a segunda no es otro que consolidarse, y así lo hace. El Hércules invierte una gran cantidad de dinero en fichajes para subir a Primera, pero no le resulta una tarea fácil. En la 2008-2009 el equipo realiza la mejor temporada de su historia en lo que a puntos se refiere, con 78. Sin embargo finaliza en cuarto lugar por detrás de Zaragoza, Tenerife y Xerez. A pesar de no conseguir el ascenso, la afición herculana disfrutó de grandes partidos en el coliseo herculano, como la victoria por 8 a 0 ante el filial del Sevilla. El año siguiente, en la 2009-2010, el único objetivo en la mente de todos, jugadores, afición y cuerpo técnico, era el de subir a Primera, tras catorce años sin disfrutar de ella. Un comienzo brillante, con victoria incluída por 3 a 0 ante el eterno rival, el Elche, permitió al equipo conseguir un buen colchón de puntos que hizo que el bache de final de temporada no impidiera el ascenso. Se llegó a un final ajustado de nuevo, en dura pugna con el Betis. El Hércules visitaba Irún en la última jornada con la obligación de ganar, pues todo lo que no fuera eso significaba depender del equipo verdiblanco. Portillo hizo el primer gol, que abrió el camino, y Descarga se marcó el segundo en propia puerta. Objetivo cumplido. El Hércules en Primera otra vez. Jugadores como Tote, Sendoa, Kiko Femenía, Tiago Gomes, Delibasic, Abraham Paz, Calatayud o el capitán Farinós, hicieron posibles, gracias a una temporada magnífica, un ascenso que enloqueció a la afición herculana, ilusionada de nuevo con volver a estar entre los más grandes.

Tras un año en Primera División, el equipo alicantino vuelve a descender. La temporada 2010-2011 del Hércules ha tenido dos partes muy diferenciadas: una primera mitad de la Liga en la que se situó en la mitad de la tabla y daba la sensación de que no iba a tener problemas para mantener la categoría; y una segunda en la que se dejó ir hasta tal punto que cuando quiso reconducir su rumbo ya fue tarde.  El equipo alicantino afrontó la temporada de su regreso a Primera División con Esteban Vigo -el técnico del ascenso la campaña anterior- en el banquillo y una serie de fichajes que mezclaba futbolistas desconocidos para el fútbol español (Pulhac, Thomert, Sarr o Fritzler), con otros de campanillas como Nelson Valdez, David Trezeguet o Royston Drenthe. Curiosamente, ni Valdez, ni Trezeguet ni Drenthe pudieron debutar con el equipo alicantino en la derrota de la primera jornada contra el Athletic Club. Lo hicieron en la segunda, en la histórica victoria frente al Barcelona en el Camp Nou, la única derrota del campeón en su campo en toda la temporada. El club decidió dar un giro de timón con la esperanza de cambiar el rumbo y destituyó a Esteban Vigo como técnico y dio las riendas del equipo a Miroslav Djukic, con nueve partidos por delante. El preparador balcánico ganó su primer partido al frente del Hércules, pero posteriormente no consiguió enderezar el rumbo y los malos resultados, esta vez como local, acabaron empujando al cuadro alicantino al descenso.

PROXIMOS PARTIDOS

Liga: domingo 27 abril
Sabadell - Hércules
Liga: domingo 27 abril
Sabadell - Hércules | 17:00 horas